INTROCUCCION

La obesidad es la enfermedad en la cual las reservas naturales de energía, almacenadas en el tejido adiposo de los humanos y otros mamíferos, se incrementa hasta un punto donde está asociado con ciertas condiciones de salud o un incremento de la mortalidad. Está caracterizada por un índice de masa corporal o IMC aumentado (mayor o igual a 30). Forma parte del síndrome metabólico. Es un factor de riesgo conocido para enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión arterial, ictus y algunas formas de cáncer. La evidencia sugiere que se trata de una enfermedad con origen multifactorial: genético, ambiental, psicológico entre otros. Se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, hipertrofia general del tejido adiposo.

Es una enfermedad crónica originada por muchas causas y con numerosas complicaciones, la obesidad se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el índice de masa corporal en el adulto es mayor de 30 kg/m² según la OMS (Organización Mundial de la Salud).

La obesidad no distingue color de piel, edad, nivel socioeconómico, sexo o situación geográfica.

Anteriormente se consideraba a la persona con sobrepeso como una persona que gozaba de buena salud, sin embargo ahora se sabe que la obesidad tiene múltiples consecuencias negativas en salud. Actualmente se acepta que la obesidad es factor causal de otras enfermedades como lo son los padecimientos cardiovasculares, dermatológicos, gastrointestinales, diabéticos, osteoarticulares, etc.

El primer paso para saber si existe obesidad o no, es conocer el índice de masa corporal (IMC), lo que se obtiene haciendo un cálculo entre la estatura y el peso del individuo y éste elevado al cuadrado.

Aunque la obesidad es una condición clínica individual se ha convertido en un serio problema de salud pública que va en aumento: se ha visto que el peso corporal excesivo predispone para varias enfermedades, particularmente enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2, apnea del sueño y osteoartritis.

OBESIDAD EN ARGENTINA

 

La obesidad es hoy en Argentina una gran preocupación. Según datos de la OMS, un 40% de la población sufre esta enfermedad, y la definen como epidemia.
Cabe destacar que como menciona la OMS (Organización Mundial de la Salud), la obesidad no es transmisible, y sin embargo, en la actualidad es la segunda causa de muerte evitable después del tabaquismo.
Hace poco tiempo atrás se pensaba que la obesidad estaba ajena a la Argentina, más bien, era un problema de Estados Unidos. Pero desde que el capitalismo y las multinacionales han ganado terreno, esta enfermedad se ha vuelto más y más común.
La comida chatarra, y los lugares de comida rápida, no sólo son los favoritos de los chicos, sino que también, la salida más cómoda de los grandes. Es común que los empleados que deben cumplir un horario fijo acudan a estos lugares, porque comen rico y en el momento.
A esto se le suma el sedentarismo que los avances de la tecnología produjeron en las personas, horas y horas frente a la computadora, viendo televisión o jugando a los jueguitos. Salir a jugar al parque, o a correr, se van dejando de lado cada vez más, ya que mucha gente teme ser robada o que pase algo malo cuando sale de su casa.
El problema consiste en ingerir mayor cantidad de calorías que las que el cuerpo gasta, y realizar poca actividad física sin llegar a consumir todas las calorías que ingresaron al organismo.

 

La Ley de Obesidad argentina, una decidida línea de actuación

 

Una ley aprobada recientemente por el Senado argentino considera la obesidad como una enfermedad y contempla su tratamiento en el sistema nacional de salud y las sociedades médicas. Además, toma medidas ejemplares y decididas en sectores como el publicitario o la industria alimentaria.

El pasado mes de agosto, y tras nueve meses de debate, el Senado argentino aprobó la Ley de Obesidad, que aunque pueda sufrir algunas modificaciones en su tramitación posterior hasta su forma definitiva, recoge novedosas iniciativas para reducir la obesidad en el país. Así, incluye a la anorexia y la bulimia como enfermedades que deben ser incluidas en el Plan Médico Obligatorio, lo que supondrá, entre otras cosas, que el sistema nacional de salud y las sociedades médicas deberán atenderlas, incluyendo los tratamientos nutricionales, psicológicos, clínicos, quirúrgicos y farmacológicos.

Pero esta Ley, como se ha dicho más arriba, no se queda ahí, sino que incluye otros aspectos interesantes en la lucha contra la obesidad, que en ese país, como en todos los del llamado primer mundo, constituye una auténtica epidemia.

DISCRIMINACION POR OBESIDAD 

Actividades tan comunes como comprar ropa, ir al cine o viajar pueden llegar a ser quehaceres complicados para las personas con sobrepeso que viven en la Argentina. Aquellos que superan los kilos que la cultura actual considera aceptable pueden incluso hasta tener problemas a la hora de inscribirse en un gimnasio.

LA NACION LINE pudo constatar que varias compañías aéreas nacionales e internacionales no incluyen asientos especiales para obesos y recomiendan adquirir dos plazas en lugar de una. Voceros de la Fuerza Aérea Argentina informaron que no existen disposiciones especiales en el caso de personas con sobrepeso, aunque la normativa si incluye la prohibición de que una persona que pese más de 120 kilos ocupe los lugares próximos a la salida de emergencia, por una cuestión de seguridad.

.

Bertolio realizó una presentación ante la compañía, exigiendo que se le devuelva el importe por el servicio que no prestaron, sin reclamar daño moral o indemnización de algún tipo. Además, denunció el hecho ante el Instituto Nacional contra la Discriminación y la Xenofobia por considerar que el tratamiento de las compañías aéreas para los obesos es discriminatorio.

.

“Lo que reclamo ante el Inadi no es una compensación sino que podamos viajar como cualquier otra persona. Lo que remarco es que las aerolíneas pierden de vista lo que es el contrato de transporte. No me están vendiendo un asiento sino el traslado. En nombre de las ganancias o de la economía de gastos cada vez están juntando más las hileras, achican más los asientos y hoy son los gordos, mañana van a ser los altos. Los obesos somos personas no somos un bulto de equipaje que cuando excede el peso estipulado tiene que abonar un extra”, sentenció.

CONCLUCION

Creemos que las personas obesas sufren una enfermedad y que por ello no pueden realizar diversas actividades, pero que lamentablemente en la sociedad que vivimos existe la discriminación a esas personas en diversos ámbitos ya sea laboral, en las escuelas… etc.

Lo que pudimos ver en este trabajo es que si tenemos un gobierno que ampara a estas personas y por eso se creo la ley de obesidad.

También pudimos ver que en la mayoría de los casos existen varias soluciones.

Anuncios